En este momento estás viendo Fisioterapia respiratoria en niños con neumonía

Fisioterapia respiratoria en niños con neumonía

  • Categoría de la entrada:Enfermedades

Además del tratamiento médico convencional, la fisioterapia respiratoria en niños con neumonía ha demostrado ser un complemento vital en el proceso de recuperación. Este artículo se enfoca en cómo la fisioterapia respiratoria puede ayudar a los pacientes a recuperarse de esta afección.

La neumonía es una infección de los tejidos pulmonares que provoca la proliferación de fluidos y mediadores inflamatorios en el tejido pulmonar y los alvéolos. Esto impide que los pulmones funcionen correctamente impidiendo que llegue el aire.

La neumonía es una de las principales causas de ingresos hospitalarios urgentes y defunciones tanto en niños menores de 5 años como en adultos mayores de 80. Cada año se diagnostica neumonía adquirida en la comunidad a entre el 0,5% y el 1% de los adultos. Hasta el 10% de estos pacientes ingresan posteriormente en el hospital y en los casos más graves en las unidades de cuidados intensivos.

¿Cómo se trata la neumonía?

El tratamiento de la neumonía depende del tipo de neumonía que padeces, de lo mal que te encuentres, tu edad y de si tienes otros problemas de salud. Los objetivos del tratamiento son curar la infección y prevenir las complicaciones.

Toma los medicamentos que te recete el médico. Si la neumonía está causada por bacterias, se te administrarán antibióticos.

Es importante tomar todo el antibiótico hasta que desaparezca, aunque probablemente empieces a sentirte mejor en un par de días. Si dejas de tomarlo, corres el riesgo de que la infección reaparezca y aumentan las posibilidades de que los gérmenes sean resistentes al tratamiento en el futuro.

Los antibióticos habituales no funcionan contra los virus. Si tienes una neumonía vírica, tu médico puede recetarle un medicamento antivírico para tratarla. A veces, sin embargo, basta con controlar los síntomas y descansar.

¿Cómo controlar los síntomas de la neumonía en casa?

La mayoría de las personas pueden controlar sus síntomas, como la fiebre y la tos, en casa siguiendo estos pasos:

  • Controla la fiebre con medicamentos que ayuden a bajarla en caso de que sea muy alta.
  • Bebe mucho líquido para mantenerte hidratado y facilitar la expulsión de flemas.
  • Mantente alejado del humo para que los pulmones se curen. Esto incluye el tabaco y respirar el humo del tabaco de otras personas. Habla con tu médico si consumes productos del tabaco y tienes problemas para mantenerte sin fumar mientras te recuperas. Sería un buen momento para plantearte dejar de fumar definitivamente.
  • Descansa mucho. Es posible que tengas que guardar cama durante un tiempo. Pide toda la ayuda que puedas para preparar la comida y realizar las tareas domésticas hasta que te sientas más fuerte. Es importante que no te exceda en las actividades cotidianas hasta que estés totalmente recuperado.
  • Si la neumonía es tan grave que debe tratarse en el hospital, es posible que te administren líquidos y antibióticos por vía intravenosa, así como oxigenoterapia y posiblemente otros tratamientos como la fisioterapia respiratoria.

Recuperación de la neumonía

Puede llevar tiempo recuperarte de una neumonía. Algunas personas se sienten mejor y pueden volver a su vida normal en una semana. Otras pueden tardar un mes o más. La mayoría de las personas siguen sintiéndose cansadas durante aproximadamente un mes.

El descanso adecuado es importante para mantener el progreso hacia la recuperación total y evitar recaídas.

Mientras te recuperas, intenta limitar el contacto con familiares y amigos, para evitar que tus gérmenes se transmitan a otras personas. Cúbrete la boca y la nariz al toser, desecha rápidamente los pañuelos de papel en un contenedor cerrado y lávate las manos con frecuencia.

Si has tomado antibióticos, tu médico querrá asegurarse de que tu radiografía de tórax vuelve a ser normal cuando termines toda la prescripción. Pueden pasar muchas semanas hasta que su radiografía se aclare.

Posibles complicaciones de la neumonía

Las personas que pueden tener más probabilidades de sufrir complicaciones por neumonía son:

  • Adultos mayores o niños muy pequeños.
  • Personas cuyo sistema inmunitario no funciona bien.
  • Personas con otros problemas médicos graves, como diabetes o cirrosis hepática.

Entre las posibles complicaciones se incluyen:

  • Insuficiencia respiratoria.
  • Sepsis, una afección en la que se produce una inflamación incontrolada en el organismo, que puede provocar un fallo orgánico generalizado.
  • Síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), una forma grave de insuficiencia respiratoria.
  • Abscesos pulmonares, complicaciones infrecuentes pero graves de la neumonía. Se producen cuando se forman bolsas de pus dentro o alrededor del pulmón. A veces es necesario drenarlos mediante cirugía.

¿Qué es la Fisioterapia Respiratoria?

La fisioterapia respiratoria es una especialidad de la fisioterapia que se centra en la prevención, el tratamiento y la estabilización de los trastornos respiratorios. Utiliza técnicas específicas para mejorar la ventilación pulmonar, facilitar la eliminación de secreciones y fortalecer los músculos respiratorios.

Fisioterapia respiratoria en niños para la recuperación de la neumonía

La fisioterapia respiratoria se utiliza ampliamente como tratamiento coadyuvante de la neumonía. La fisioterapia ayuda a eliminar los exudados inflamatorios, el exceso de secreciones que provocan obstrucción de las vías respiratorias, y a reducir la resistencia de las vías respiratorias para mejorar la respiración y el intercambio gaseoso.

Los fisioterapeutas desempeñan un rol muy importante en la rehabilitación eficaz de pacientes con neumonía. Los especialistas en fisioterapia respiratoria nos enfocamos en fortalecer las capacidades respiratorias que se ven comprometidas por la enfermedad.

Dentro del ámbito de la fisioterapia respiratoria, se abordan diversos aspectos esenciales para la recuperación:

  • Superación de secuelas post-insuficiencia respiratoria: Asistencia en la recuperación de las funciones respiratorias tras episodios de insuficiencia.
  • Gestión de secreciones respiratorias: Implementación de técnicas avanzadas de drenaje bronquial para manejar las secreciones.
  • Reeducación del control ventilatorio y aumento de la capacidad pulmonar: Técnicas especializadas para mejorar la ventilación pulmonar.
  • Tratamiento de complicaciones en casos concomitantes: Abordaje terapéutico en pacientes con patologías adicionales como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), trastornos neuromusculares o secuelas de ictus.
  • Optimización de la capacidad de toser: Entrenamiento para una tos eficaz que facilite la expectoración.
  • Estimulación de la movilización temprana: Técnicas para incrementar la entrada de aire y expandir los pulmones, mejorando así la función respiratoria.

Beneficios de la fisioterapia respiratoria en la recuperación de la neumonía

Mejora de la función pulmonar

Las técnicas de fisioterapia respiratoria, como los ejercicios de respiración profunda y controlada, ayudan a expandir los alvéolos pulmonares y mejorar el intercambio gaseoso. Esto es crucial para los pacientes que se están recuperando de la neumonía, ya que la enfermedad puede dejar los pulmones rígidos y con capacidad reducida.

Ayuda a eliminar las secreciones

La acumulación de secreciones es común en pacientes con neumonía. La fisioterapia respiratoria utiliza técnicas cómo el ELTGOL y el drenaje autógeno para ayudar a movilizar y eliminar estas secreciones, reduciendo el riesgo de complicaciones adicionales como la atelectasia.

Fortalecimiento de los Músculos Respiratorios

La debilidad muscular es un efecto secundario común de la neumonía y la inmovilidad prolongada. Los ejercicios de resistencia y fortalecimiento pueden ayudar a mejorar la resistencia y la función de los músculos respiratorios.

Reducción de la fatiga y mejora del bienestar general

Al mejorar la eficiencia respiratoria, la fisioterapia respiratoria puede ayudar a reducir la sensación de fatiga, un síntoma común en pacientes con neumonía. Esto mejora la calidad de vida y el bienestar general del paciente.

Técnicas de fisioterapia respiratoria utilizadas en la recuperación de la neumonía

  • Ejercicios de respiración profunda: Aumentan la capacidad pulmonar y promueven una mejor ventilación.
  • técnicas de modulación del flujo espiratorio: Ayuda a drenar las secreciones de diferentes partes de los pulmones.
  • Ejercicios de Fortalecimiento Muscular: Mejoran la resistencia de los músculos respiratorios.

Ventilaciones dirigidas

Las ventilaciones dirigidas son una técnica clave en la recuperación de pacientes que han sufrido neumonía. Este método se enfoca en mejorar la función pulmonar y facilitar una mejor oxigenación.

Aquí te describo cómo se realizan estas ventilaciones dirigidas:

  • Evaluación inicial: Antes de comenzar, el fisioterapeuta realiza una evaluación completa del estado respiratorio del paciente. Esto incluye observar la frecuencia respiratoria, el uso de músculos accesorios para respirar, y la capacidad general de los pulmones.
  • Posicionamiento del paciente: Se coloca al paciente en una posición que facilite la respiración, generalmente sentado o semi-incorporado, dependiendo de su condición y comodidad.
  • Instrucciones de respiración: El fisioterapeuta guía al paciente a realizar respiraciones profundas y controladas. Esto se hace para asegurar que el aire llegue a todas las áreas de los pulmones, especialmente aquellas que pueden haber sido afectadas por la neumonía.
  • Ejercicios de expansión pulmonar: técnicas específicas para ayudar a expandir los pulmones. Esto puede incluir ejercicios como la inspiración profunda sostenida, donde inhalas profundamente y sostienes la respiración por unos segundos antes de exhalar lentamente.
  • Uso de ayudas mecánicas: En algunos casos, se pueden utilizar dispositivos como el incentivador de volumen para ayudar al paciente a realizar inspiraciones más profundas y efectivas.
  • Educación del paciente y ejercicios en casa: Además de las sesiones de fisioterapia, te enseño ejercicios que puedes realizar en casa para continuar mejorando tu función respiratoria.
Incentivador volumétrico: ventilaciones dirigidas
El incentivador de volumen ayuda al paciente a realizar inspiraciones más profundas y efectivas.

Drenaje de secreciones

Las técnicas de drenaje de secreciones en la recuperación de la neumonía, constituyen un conjunto de métodos efectivos para facilitar la expulsión de secreciones pulmonares.

Estas prácticas son esenciales para limpiar tanto las vías respiratorias inferiores como las superiores, colaborando en la expectoración de la mucosidad. Una vez aplicadas estas técnicas, la tos se convierte en un elemento fundamental para el paciente, ayudando a liberar completamente las vías respiratorias.

Al igual que en el caso anterior se realizan los siguientes pasos:

  • Evaluación del paciente: Antes de empezar, evalúo la cantidad y ubicación de las secreciones en los pulmones del paciente.
  • Posicionamiento: El paciente se coloca en una posición que facilite el drenaje de las secreciones. Esto puede variar dependiendo de la parte del pulmón afectada. Por ejemplo, si las secreciones están en el pulmón derecho, el paciente se acuesta en su lado derecho para aumentar la ventilación de ese pulmón y desplazar más secreciones.
  • Técnicas de respiración: te ayudo a realizar respiraciones profundas y controladas, a menudo combinadas con una pausa al final de la inhalación para permitir una mejor expansión pulmonar.
  • Técnicas de modulación del flujo: se realizan espiraciones de forma controlada y con asistencia del fisioterapeuta para desplazar las secreciones hasta las vías altas y así eliminar las secreciones.
  • Tos dirigida: te animo a toser para expulsar las secreciones movilizadas.
  • Uso de dispositivos auxiliares: En algunos casos, podemos utilizar dispositivos como nebulizadores o dispositivos de drenaje de secreciones, para facilitar el proceso.
  • Educación y autogestión: Te enseño a ti y a tus cuidadores cómo realizar algunas de estas técnicas en casa, lo cual es vital para la recuperación continua y la prevención de futuras acumulaciones de secreciones.
Fisioterapia para la neumonia: Dispositivos de drenaje de secreciones
Dispositivos para drenaje de secreciones A: Acapella, B: Shaker, C: Aerobika, D: Shaker Deluxe

 

Utilización de dispositivos instrumentales

En ocasiones, es imprescindible recurrir al uso de dispositivos instrumentales o aparatos especializados, tanto para aumentar la capacidad pulmonar como para facilitar la fluidificación de las secreciones.

  • Estos dispositivos son eficaces en fragmentar la mucosidad espesa y adherente, y en la eliminación de tapones mucosos que puedan estar interfiriendo con la adecuada expansión pulmonar.
  • Estas técnicas pueden ser reforzadas mediante el uso de posiciones específicas que optimizan el tratamiento en las áreas afectadas.

Ejercicios de fortalecimiento de los músculos respiratorios

Los ejercicios de fortalecimiento de los músculos respiratorios son fundamentales para mejorar la función pulmonar y la capacidad respiratoria.

Aquí te presento algunos ejercicios clave:

  • Ejercicios de respiración profunda: Consiste en inhalar profundamente por la nariz, llenando los pulmones de aire lo máximo posible, y luego exhalar lentamente por la boca. Este ejercicio se puede realizar varias veces al día.
  • Respiración con Resistencia: Usando un dispositivo de resistencia respiratoria, inhala por la nariz y exhala por la boca a través del aparato. La resistencia creada al exhalar ayuda a fortalecer los músculos.
dispositivo de resistencia respiratoria empleado en fisioterapia respiratoria para la neumonía
Dispositivo de resistencia respiratoria Powerbreath empleado en fisioterapia respiratoria para la neumonía

 

Vicent Carrascosa

¿Hablamos?

SI TIENES DUDAS, PREGÚNTAME LO QUE NECESITES

Puedes escribirme por WhatsApp o llamarme por teléfono ☎ al número 667956752

Deja una respuesta